Autoconocimiento : Desarrolla tus fortalezas con Star Wars

Hoy es el día mundial de Star Wars y a mí me inspira para hablar de fortalezas. ¡Qué implicación tiene en nuestras vidas esta saga galáctica para que hayan tenido que dedicarle un día internacional!

Pues no desaprovechemos la oportunidad que nos brinda el calendario internacional para sacar un buen aprendizaje.Justamente el otro día impartí un taller para público femenino en el que trabajamos las fortalezas y utilicé una serie de escenas de películas para identificar fortalezas y en algunos casos debilidades que se podían tornar facilmente en oportunidades para hacernos también más fuertes.

Si pensamos en los personajes de Star Wars, podemos destacar una fortaleza de cada uno de ellos. Así como Yoda es el maestro, el motivador, el hombre sabio, Luke Skywalker es el aprendiz. La princesa Leia es comunicadora, Han Solo el creativo, es capaz de meterse en un cinturón de asteroides para huir del ejército imperial :-). Chewaka es el de las relaciones interpersonales. A pesar de no hablar un idioma reconocible, es capaz de entenderse y tener empatía con cualquiera de los otros personajes. C-3PO es el ordenado, el metódico y previsor.

Y si bien observamos claramente fortalezas en personajes cinematográficos o literarios, insistí en que debemos estar muy despiertos  porque la sociedad en la que vivimos tiende a poner más el dedo en lo que te falta que en lo que tienes.  ¿Te acuerdas de las notas del cole? Ya podías tener algún sobresaliente, notables, o aprobados, que como tuvieras un par de suspensos… ¡ahí ponían el ojo!

Conocernos es fundamental para cualquier empresa que queramos desarrollar.  Esto nos permite también no tener que invertir tanta energía en otras cualidades que no son propiamente tuyas y que, simplemente, por la vorágine en la que nos encontramos, piensas o te convencen de que tienes que salir de ti misma. Recuerda al “equipo de la Guerra de las Galaxias” y cómo cada personaje brilla más en el papel que le es más innato y en el que es más fuerte.

Y como decíamos, ¿no sería una pérdida de tiempo que de pequeño a Walt Disney le hubieran estado machacando sobre disciplina, sobre puntualidad, sobre física…cuando lo que necesitaba eran espacios para desarrollar su creatividad, jugar y pintar? Y qué claro lo vemos en los animales. Te empeñarías en que una ardilla volara o un aǵuila trepara. ¡Qué evidentes son sus cualidades innatas!

Si quieres ahora puedes conectar con esa niña o ese niño que fuiste y descifrar qué es en lo que tenías que haber invertido más tiempo para desarrollar tus fortalezas y capacidades. Puesto que si tienes que afrontar algo en tu vida, no tiene más sentido que te apoyes en tus fortalezas para salir adelante más que invertir tiempo en tus debilidades.

En ocasiones tenemos que realizar formación, emplearnos a fondo en campos que no conocemos aunque estoy segura que lo haces apoyándote en una de tus fortalezas…o si no, obsérvalo. ¿De dónde sacas el ánimo, la constancia, la ilusión, el coraje?

Las debilidades pueden ser oportunidades para realizar nuevos aprendizajes a favor de nuestros objetivos. Compártelo en twitter 🙂

Solicita un dossier con programas y talleres que puedo realizar en tu organización o institución para mejora del bienestar del entorno laboral y personal de los empleados. Si lo prefieres, puedes enviarme directamente un e-mail aquí.

Y espero que sonrías como yo al ver este vídeo. Seguro que puedes reconocer las fortalezas de este pequeño en gente de tu entorno. Y lo bueno es que si tu quieres, también puedes. Es cuestión de enfoque. ¡Comunicacciónate!

P.D.: Ah! Por cierto! Utilicé mis fortalezas de la creatividad y la curiosidad para preparar este taller 🙂

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *