Descubre quién eres

En este post me atrevo a narrar mi pequeña biografía en relación al bienestar que siempre busco en mi vida  y a mi proceso de desarrollo personal.

Haciendo revisión de mi vida, me he dado cuenta de las veces en las que se hacían presentes o bien actitudes de coach o bien utilizaba, desde mi desconocimiento absoluto, herramientas de un coach o bien vivía situaciones que me podía haber ahorrado si hubiera tenido un coach cerca. El camino está siendo bonito y a través de él descubrí quién podía ser profesionalmente hablando.

DESCUBRÍ QUE SOY COACH

Soy  coach porque, sencillamente,  la gente de mi entorno me decía que sería una buena coach. Me pusieron en la pista de lo que descubrí para mi a nivel profesional como una vocación.

Sé que lo decían porque siempre me oriento al corazón y al alma de las personas de una forma genuina. En las conversaciones con la gente de mi entorno siempre tengo una mirada integral y amplia de lo que siento que dicen, con una visión positiva que les permita conectarse con lo mejor que tienen y así poder seguir adelante con sus vidas, con un sentido y amplitud de miras.

DESDE EL ACOMPAÑAMIENTO VOLUNTARIO

Encontré que convertirme en una buena coach podía ser una manera muy auténtica de llevar a la práctica profesional aquello que siempre “me salía” de manera natural. Luego aprendí que ser coach tiene matices y es en el acompañamiento que realiza un coach cuando reconocí algo que venía realizando desde el año 2003, a través del voluntariado que desarrollé en distintas organizaciones. Fue precisamente un voluntariado internacional en Camerún en 2006,  lo que me llevó a plantearme quién era, cuán cerca o desviada me encontraba de lo que yo entendía que era mi misión en este mundo, o sin misión porque andaba algo perdida, hasta qué punto podía conectarme más conmigo misma, haciendo qué cosas y estando en qué ambientes y con qué personas.

A RAÍZ DE UNA CRISIS, DECISIONES DESDE LA MOTIVACIÓN

Por entonces trabajaba en una multinacional sueca, Holmen, donde tenía una vida muy cómoda en la que también crecí a nivel profesional en el campo del Marketing y la Comunicación. Sin embargo, me sentía lejos de mi misma con la vida que tenía entonces. “ Simplemente estás algo dormida” – me decía . Justamente comencé a trabajar en esta empresa en una época en la que se salía de una crisis en España, era 1997. Por eso, dos años antes,  después de licenciarme en derecho y de haber podido compaginar mis estudios universitarios con la música,  con los estudios de violoncello y cantando en círculos amateurs y profesionales, decidí ir a vivir a Estados Unidos con una familia americana, como au-pair, para aprender bien inglés. Era realmente un sueño para mí y mi motivación iba a mil por hora pensando en la experiencia que sería vivir fuera, ir a una universidad americana y poder aprender bien un idioma. Además, era un plan redondo ya que seguramente tendría más oportunidades profesionales a mi vuelta. ¡Qué diferencia a cómo me sentía con la idea inicial de prepararme las oposiciones de Inspectora de Hacienda!

CONECTANDO CON MI PASIÓN PARA ENCONTRAR NUEVOS CAMINOS

Volviendo a la época en la que tenía una vida algo dormida, en aquel entonces me apoyaba en la pasión que siento por la música. La música ha sido esencial en mi vida desde que era una niña. La primera gran satisfacción que recuerdo en mi vida fue cuando me seleccionaron para cantar en la escolanía del colegio, con 8 años, después de haberme inicialmente rechazado. Tenía tan claro que quería cantar, era un objetivo tan evidente para mi pequeño ser, que mi madre supo con una gran empatía sentirlo, entenderlo y transmitirlo para que algo en mí no muriera. Esto fue sencillamente así.

Precisamente, en la época en la que me sentía algo dormida, ya de adulta, cantar, estudiar  y tocar el violoncello era lo que más me conectaba conmigo misma además de las tareas de voluntariado. Comencé a probar la meditación también, para conectar con mi parte más espiritual. Aun así, mi intuición me decía que había más cosas. “Algo diferente que puedes hacer y que te va a aportar mas”…

LA COMODIDAD ALIMENTA MI MIEDO

No creas, no tuve valor de abandonar mi trabajo y menos con una hipoteca ya a mis espaldas. Sin embargo, entendí muy buen aquella frase de “en la crisis está la oportunidad”, cuando se planteó un ERE en la empresa. A pesar de la tristeza de dejar un entorno de 13 años de amigos y compañeros, retos y aprendizajes, empecé a vibrar de una forma distinta en el momento en el que me comunicaron que abandonaría la empresa. Por fin la vida me colocaba en una posición que me empujaba directamente fuera de mi zona de confort y me sentía exultante. No hacía más que decirme : “ ¡Ahora tengo todas las posibilidades del mundo delante de mí para elegir! -. Aprendí que no tenía valor…y que todas esas posibilidades habían estado siempre ahí. En realidad valoraba más mi comodidad que el esfuerzo que suponía hacer algo con lo que sentirme más conectada con la vida.

LA VIDA FLUYE CUANDO SINTONIZAS CON TU SER

Fue a finales de 2010 cuando empecé a vivir de una forma diferente, más intensa. Todo se amuebló de una forma diferente y descubrí nuevos ámbitos y personas. Se había producido un movimiento en mi entorno al cambiar mi vida laboral y esto, en el mundo sistémico, ya supone mucho, porque afecta al resto del entorno-sistema.

Realicé un Master en Cooperación Internacional y empezaron a llegar oportunidades profesional que me permitirían compaginar estudios y trabajo. Todo se alineaba y me favorecía. La estación espacial de Robledo de Chavela, una de las tres estaciones de telecomunicaciones que existen en el mundo de la Red del espacio profundo de la NASA. Una experiencia excepcional, ¡nunca me hubiera imaginado trabajar en un sitio como éste! Mereció la pena por los amigos/as que allí conocí. Sun Edison, que de nuevo me conectaba con los aspectos medioambientales de las empresas que tanto me gustan. Andritz, una multinacional austriaca también ligada al mundo de la energía y el papel, con gente excepcional y profesionales de una gran categoría humana.

NUEVOS RECURSOS SE AÑADEN A LOS QUE YA CONTABA

Ahora, además de los recursos con los que contaba, he incluido algunos nuevos.

En el campo de la música,  me inicié en la composición musical y recibo clases de canto moderno para atreverme con algo diferente. ¡Quiero cantar mis propias canciones y darlas a conocer en un concierto!

La espiritualidad está muy presente en mi vida. Soy fundamentalmente contemplativa en la acción y practico meditación Zen para desarrollar el fluir que deseo para mi vida y la presencia en el aquí y el ahora, para sacar el máximo partido a mi existencia.

Actualmente, doy mi apoyo en los proyectos de desarrollo y coordinación del voluntariado de la ONG Bajar a la Calle.

AHORA SÉ MEJOR QUIÉN SOY Y LO QUE QUIERO

Me gusta desenvolverme en la vida de forma consciente, responsable y eficaz, con un especial cuidado por las personas y el medio ambiente.

Mis motivaciones en la vida son las relaciones humanas, la  familia, los amigos, la música, la cooperación, la espiritualidad y ¡la forma con la que me apasiono con las personas que me encuentro y con lo que hago!

Y continúo apostando por mí misma y por ser mi propia jefa 🙂

Si has llegado hasta aquí, te agradezco la lectura de mi historia.

Conoce cómo acompaño a las personas a conseguir su bienestar y desarrollo personal.

Conoce mis servicios de bienestar y comunicación integral para empresas.

Puedes contactar conmigo aquí.  

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *