Para qué quiero meditar

Como coach, te invito a que realices este ejercicio por escrito. El hecho de escribir tus respuestas y otras que te pueda proponer en otros ejercicios, te ayudará a introducirte más a fondo y sacar aprendizajes que, de otro modo, no sería posible si solamente las contestaras en tu cabeza.

Hay probablemente algo que haya atraído tu atención a este programa que te hizo pensar que podía ser buena idea.

Cuando llegue el final de curso, ¿qué esperas obtener? Espero :

………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………….

 

Es positivo que te fijes también en tus fortalezas, porque es la base para afrontar cualquier trabajo de desarrollo personal. Solemos dar por supuestas esas fortalezas que son nuestras, por eso, date un par de minutos para reconocer cuáles son.

¿Qué es lo que dirían tus amigos y familiares que más les gusta de ti?

Algunas de mis fortalezas son : ……………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………….

Puede que el fijar el momento del día y el tiempo, unos treinta minutos, para realizar tu práctica diaria sea lo más difícil. El hecho de que puedas poner ahora por escrito cuándo y dónde realizarás la práctica diaria, te ayudará a mantener esa promesa contigo mismo de realizar cada día las meditaciones. Hay personas que eligen meditar a primera hora de la mañan, antes que la familia o los compañeros de piso se levanten, mientras que otros. Procura que sea un lugar en el que no te interrumpan y que sea tranquilo y aislado.

La hora : ………………

Lugar : ……………………….