Reflexiones para Agosto : razones para dejar tus PEROS atrás

Annie-Spratt

En muchas ocasiones has escuchado lo importante que es una comunicación de calidad para la interacción con otras personas. Y en la mayoría de los casos no se trata únicamente de cómo nos comunicamos con otra persona sino del diálogo que mantenemos con nosotros mismos. 

Esto determina sin ninguna duda de qué manera vamos a comunicarnos.

Lo más interesante, en este caso, es hacerte consciente de este hecho y que puedas comenzar a identificar y romper cualquier barrera que tengas sobre realizar cambios o mejoras, ya sean grandes o pequeñas, dentro de tí y en las circunstancias que tengas, y que podrían conducirte a una vida más feliz, más alineada con lo que en tu interior deseas.

Hacerte consciente de que tus  “peros” no te sirven realmente de la forma que esperas, es un gran paso adelante para dejar de utilizarlos en tu lenguaje.

Tus “peros” te limitan. Te mantienen de alguna forma aprisionado. Te paralizan y alejan tu fortaleza  lejos de ti. Son un obstáculo para que puedas ver el  camino con claridad.
Mantienen otras ideas, perspectivas, oportunidades y posibilidades fuera de tu campo de acción. Tus peros te ciegan y te alejan de otras personas.

 ¿Quizás ha llegado el momento de dar unas vacaciones a tus peros?

  • Son adictivos.
  • Los utilizamos en piloto automático, ¡ni siquiera nos damos cuenta que estamos atrapados en ellos la mayor parte del tiempo !
  • Cumplen con “la profecía autocumplida”. Ocurre cuando pones excusas. Piensas que no puedes hacer algo, de forma que no puedes. Cuando pones una excusa, admites que algo es más fuerte que tu voluntad de continuar. Pierdes oportunidades de mejorarte a ti mismo, tu vida y tu mundo.
  • Son saboteadores y nos hacen pequeños.
  • Te quedas con lo negativo. Y en nuestra vida ocurren cosas positivas y negativas. En lugar de utilizar las negativas como una excusa, utilízalas como una motivación y razón para mejorar.
  • Afecta a tu autoestima. Cuando de una forma continua te dices a ti mismo que no puedes hacer las cosas, vas minando tu autoestima. ¿De qué forma puede subsistir tu autoestima si utilizas los PEROS para no logar los objetivos que te propones?
  • Es una pendiente  muy resbaladiza. Con el tiempo te convencerás que no serás capaz de lograr lo que quieres lograr y entonces dejará de importarte si lo logras o no.
  • Es un consumo inútil de energía. Imagina si pudieras poner ese tiempo que consumes en convencerte a ti mismo de que no puedes hacer algo, en hacerlo realmente. Los expertos han identificado la preocupación como algo que consume mucha energía de forma que consérvala, deja de preocuparte sobre por qué no puedes hacer algo y ¡ simplemente ve a por ello !
  • Nos debilita. En cuanto comienzas a utilizar la palabra PERO, empiezas a perder el control de lo que quieres. Entregas las riendas a cualquiera que sea la excusa, tanto si es la edad, lo que otra persona pueda decir de ti, una discapacidad, tus miedos, la incertidumbre o simplemente pura vaguería.
  • Podría hacer lo que realmente quiero hacer, pero…
  • Podría tener una vida más saludable, pero…
  • Podría aprovechar todas mis capacidades, pero…
  • Podría apartar toda la negatividad en mi vida, pero…
  • Podría dar la razón, pero…

¿Resulta fácil gestionar todo esto?

Hannah Morgan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Los peros no te permiten crecer” clicka y twitealo

Los PEROS son una vía que eliges líbremente para, en algunos casos :

  • Mantenerte pequeño.
  • Quedarte atrapado en el “barro”.
  • Evitar responsabilidades.
  • Evitar poder mostrar en la vida toda tu capacidad.
  • Evitar poner cualquier tipo de esfuerzo, compromiso o dedicación para realmente vivir esta vida como el precioso regalo que es.

Nos mantienen en la zona de confort. Y estamos tan acostumbrados a estar ahí que ni siquiera nos preguntamos si queremos estar ahí. Existen grandes posibilidades más allá de la zona de confort, fuera, en lo desconocido, en lo que nos puede resultar incierto.

Cuanto antes despiertes a tus “peros” y elijas un  camino diferente para pensar, hablar y vivir,  antes te liberarás.

¿Liberarte de qué?

¡Liberate de todas las cosas que no te dejan sentirte libre!

  • De las circunstancias que quieres cambiar.
  • De las relaciones que te menoscaban.
  • Del trabajo que no te gusta hacer.
  • De los mensajes negativos que genera tu mente y que te golpean.
  • De los sentimientos tóxicos que hacen que se revuelva tu estómago.
  • De la ansiedad que te pervierte diariamente como un pequeño fantasma que
    te espera en cada esquina.

Conoce las 7 pistas que te orientan hacia una vida con más bienestar, libertad y felicidad, suscríbete y descárgate el E-book “7 pistas alcanzables para ser más libre y feliz” aquí.

Aprovecha y amplía esta lectura con una fabulosa sesión de descubrimiento  que te permita preparar el rumbo para el próximo otoño! 🙂