Susi sabe darle la energía a las cosas para que estas surjan de ese rincón donde están, no importa lo escondidas que estén…. ella sabe sacarlas de ese olvidado rincón  con su sonrisa, humildad  y su energía contagiosa.
Escribir es el arte de sembrar sentimientos  en las páginas de un libro, solo puedo decir gracias por ser el viento que hizo volar la semilla y quien logró que la semilla volviera a ser fértil.
La gratitud es solo el corazón de la memoria. Gracias Susi
 

Javier Benavente – Escritor y técnico mecánico