Participé en un taller de gestión del tiempo y tengo que decir que salí con las ideas claras respecto a las flaquezas y virtudes de mi gestión del tiempo. He podido organizarme las tareas separando lo imprescindible de lo importante para poder priorizar mejor todo lo que hago. Ponerlo por escrito es una gran ayuda y refuerza lo que aprendí en esa sesión.

Manuel Jiménez